Síguenos por Email

miércoles, 11 de mayo de 2016

Fiestas y Tradiciones

¿Qué son «los Oficios y Oferentes» de El Toboso?

Devoción, sentimiento, promesa, agradecimiento, compromiso, penitencia, tradición, fe, arrepentimiento … son el racimo de expresiones más usadas entre la multitud de toboseños que un día fueron, hoy son, y siempre serán «los Oferentes del Santísimo Cristo de la Humildad», patrón de la villa de El Toboso (Toledo).


EL TOBOSO / 11 MAY ■ InfoParroquia.- Cada vez que la imagen del Santo Cristo de El Toboso sale de su ermita en las dos veces que lo hace a lo largo del año, siempre va acompañado de un tropel de fieles y devotos suyos portando una serie de insignias popularmente llamadas «oficios».

Un oficio se compone de una bandera, una jineta y un farol. Y a quienes lo llevan se les denomina «oferentes». Así, «un oferente es aquella persona, o grupo de personas, que por su devoción y piedad al Santísimo Cristo ostenta por un año un oficio del que se hace cargo y custodia con especial cuidado en su hogar». Es una forma pública de vivir más apegados a esta Sagrada y Bendita Imagen que tantos corazones remueve.


Para poder ser oferente del Cristo y suplicar un oficio es obligatorio apuntarse a una larga lista que coordina su Hermandad. Son muchas las personas, incluso familias o grupos de amigos, que por distintos y variados motivos sienten la necesidad de «agradecerle» beneficios o gracias especiales recibidas solicitando la adquisición de un oficio. La tardanza en obtener este estímulo oscila entre ocho y diez años y la posesión del mismo es de un año cuyo inicio y finalización se da cada Pascua de Pentecostés, entre los meses de mayo y junio, en el transcurso de las fiestas patronales de El Toboso a las que también se las apellida como «Pascua de Mayo», por coincidir siempre con la Pascua de Pentecostés.

Familia Carreño –Valdepeñas

InfoParroquia EL TOBOSO ha visitado a esta familia cuyos miembros ostentan en este 2016 cinco oficios. Los hermanos Milagros, Ángela María, Ángel, Antonia y Juan están disfrutado de un oficio cada uno y sus respectivas familias durante todo este año. Lo tomaron la noche de Pentecostés de 2015, un 24 de mayo, y será el próximo 15 de mayo cuando tengan que entregar estas insignias a otros oferentes. Pero lo que hace más especial este asunto es que estos cinco oficios se suman al «oficio permanente o vitalicio» que sus padres, Juan Carreño Ortega y Leona Valdepeñas Rioja, tienen y gozan desde 1973.

Fue Juan, en 1972, el que por primera vez sintió y vivió la posesión de un oficio de manera muy especial e íntima. Al año siguiente y junto a su mujer, confeccionó una bandera, una jineta y un farol para sumarse a los diez oficios existentes aquel año. Desde entonces y mediante un acuerdo con la Junta de Gobierno de la Hermandad del Santísimo Cristo de El Toboso, Juan y Leona han sido oferentes durante más de cuarenta años ininterrumpidamente.

A la muerte de Juan, en julio de 2002, Leona continuó con la heredad de este oficio que ostenta cada Pascua de Mayo, acompañada de sus hijos. Pero es en este 2016 y por primera vez en la historia de esta familia, cuando todos sus miembros están gozando del alarde de tener un oficio cada uno y ser todos juntos y al mismo tiempo «oferentes del Santo Cristo».


«Principalmente es un sentimiento de agradecimiento y devoción, una ofrenda que cada uno quiere hacer al Santísimo Cristo. Así lo he vivido siempre en casa de mis padres», argumenta Antonia Carreño Valdepeñas, quien además ya vivió la experiencia de tener un oficio en 2012 junto a su marido e hijos y que ahora vuelve a sentirla al lado de su madre, hermanos y hermanas. «Pero también es una responsabilidad pues ser oferente conlleva unos compromisos de convivencia con los oferentes de cada año y de colaborar en el sostenimiento de esta devoción hacia nuestro patrón y la fiesta que en estos días de la Pascua de Mayo se organiza en torno a Él, tanto a nivel espiritual como popular. No es ser ni mejor ni peor, simplemente es un acto de devoción muy íntimo y especial. No hay palabras para explicarlo. Es un sentimiento muy hermoso que tiene su culmen cuando te acercas a la Imagen de nuestro Cristo y delante de Él depositas tu ofrenda la tarde del domingo de Pentecostés. Ahí afloran y salen todas las emociones. Y lloras».


Dada su experiencia y vivencia de esta fiesta por diversos motivos, pues su hija fue también «dama del Cristo», Antonia nos explica que «cada vez que el Cristo sale de su ermita para ir a la Iglesia Parroquial va acompañado de todos los oferentes, además de su Hermandad y fieles. Actualmente hay 15 oficios y cada oficio se compone de una jineta y farol, que van al lado de la carroza del Cristo, y la bandera que, sin dejar de bailarla, camina cara al Cristo y de espaldas a la gente durante todos los trayectos de la procesión, ya sea en la calle como dentro de la Iglesia». También, «los oferentes nos hacemos cargo de la “ranra”, que es la invitación que se ofrece a todo el pueblo tras los actos religiosos en los días grandes de la Pascua de Mayo; o sea, el 14 y 15 de mayo de este año. Esto implica que cada oferente que tiene un oficio hace una aportación de 400,00 euros para cubrir los gastos que conlleva “la ranra”. Además, hacemos una aportación de 250,00 euros cada oficio como donativo a la Hermandad del Cristo […] Pero lo importante es vivirlo con fe y devoción», nos dice.

Bandera, jineta y farol

Hablar de un «Oficio» es hacer referencia a las insignias que lo componen, que son tres: la bandera, confeccionada a base de telas adamascadas de color púrpura en referencia al manto que le fue colocado a Jesús en su pasión (Jn 19,2); la jineta, una especia de centro o báculo guía coronado con la imagen del Santísimo Cristo de la Humildad; y el farol, una luminaria en forma de cilindro con paredes de vidrio y en cuyo interior se coloca una luz. Y estas tres insignias se exhiben en cada salida procesional del Cristo, tanto en las de Semana Santa como en las fiestas patronales de la Pascua de Mayo, así como en otras salidas extraordinarias que acuerde la Junta de Gobierno de su Hermandad.



Los oferentes asisten con estas insignias a todos los actos litúrgicos y religiosos en honor al patrón de El Toboso, aunque «el momento de mayor esplendor se concentran en las procesiones en donde un largo venero de 15 banderas ondean sin parar a base el pulso y ritmo de los oferentes que las menean cara al Cristo y caminando de espaldas a la gente», concluye Antonia.

Historia

«Aunque esta tradición de "los oficios y oferentes del Cristo de El Toboso" se extiende de forma inmemorial en el tiempo, puesto que ha pasado de padres a hijos, a día de hoy no gozamos de datos precisos que señalen el origen de esta usanza en las fiestas patronales toboseñas […] Ni tampoco del origen de las insignias. No obstante, sí hemos encontrado en el fondo documental del Archivo Histórico de la Parroquia de El Toboso algunos datos aproximativos que dan pie a pensar de dónde nació este concepto de “oferentes”», nos señala D. Juan Miguel Romeralo Santiago, párroco de la localidad y predicador el solemne quinario de este 2016, Año de la Misericordia.


Entre los libros de cuentas de las Hermandades y Cofradías que antiguamente existieron en la Parroquia está el de la Cofradía de Jesús de la Humildad, de mitad del siglo XVIII. En su interior ya aparecen mencionados las aportaciones de unos tales «oficiales» que venían a ser como los encargados o responsables de conseguir todo lo necesario para la fiesta del titular, especialmente «lo que después se repartía entre los pobres y necesitados de la villa para que tuvieran qué comer en estos días solemnes de la Pascua de Pentecostés». Todo hace pensar que de estos «oficiales» se evolucionó al término de «oferentes» que a día de hoy vienen siendo los encargados de agasajar al pueblo en los mismos días festivos por medio de lo que en El Toboso se conoce como “la ranra”, una invitación popular a base de zurra manchega, frutos secos entre los que destacan los garbanzos tostados, y otros productos típicos.

FOTO:

© tuvidaenfoto, 2016

© Navatobo, 2014

© Pepeltoboso, 2012

001.- Imágenes extraídas del spot tv «Cristo de la Humildad 2016 El Toboso»

002-004.- Oferentes y sus familias.

005-006.- Grupo de Oferentes y Antonia Carreño con su marido en 2012.

007.- Procesión.

008-011.- Banderas.

012.- Antigua jineta.

martes, 10 de mayo de 2016

Pascua de Mayo 2016

Humildad 2016

Mensaje y Saluda del Párroco de El Toboso, Rvdo. D. Juan Miguel Romeralo Santiago, con motivo de las Fiestas Patronales del Santísimo Cristo de la Humildad en el contexto del Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia.


EL TOBOSO / 10 MAY ■ InfoParroquia.- Con la cita bíblica de un salmo, «Espero compasión, y no la hay; nadie me consuela» (Ps 69, 21b), el Párroco de la Parroquia San Antonio Abada de El Toboso (Toledo) inicia su mensaje y saluda que, como cada año, dirige a todos los fieles y devotos del Cristo de la Humildad que estos días se acercarán hasta su Sagrada Imagen en estas fiestas de la Pascua de Mayo 2016.

Saluda del Párroco

“Espero compasión, y no la hay; nadie me consuela” Ps. 69, 21b
           
No es fácil encontrar en los Santos Evangelios pasajes en los que encontremos al Señor quejándose o lamentándose por el modo de tratarle. Es verdad que en alguna ocasión se le escapa algún lamento que más parece un suspiro de tristeza que rebosa del corazón que una queja propiamente dicha; como en aquel atardecer volviendo su mirada sobre la Jerusalén deicida (Mt 23,37 y Lc 13, 34) o tras la curación de los diez leprosos en las puertas de aquella aldea que el evangelista por caridad omite identificar (Lc 17, 17). 

Donde es tarea inútil buscar un lamento en sentido estricto es en los relatos de su pasión y muerte. No son momentos de que alce la voz la queja sino el amor del Corazón. El amor, cuando es verdadero y no una simple caricatura de este, sofoca cualquier conato de queja que pueda dar la sensación de que el resentimiento es el motor del actuar. En el corazón del que realmente ama no se encuentra otra fuerza motriz que la Caridad que define la esencia de Dios.

En este Año Santo de la Misericordia que iniciaba el Santo Padre en la pasada fiesta de la Inmaculada Concepción de María se nos invita a mirar las necesidades de los demás desde esa mirada del corazón y a poner aceite y vino en esas miserias a ejemplo del Samaritano bueno de la parábola (Lc 10, 25-37). Esa doble vertiente de la práctica de las obras de misericordia (corporales y espirituales) es diáfana para nuestra alma. Lo que quizás no sea tan nítido es que el prójimo más cercano, más notable, más indigente tiene unas constantes heridas en su cuerpo que no terminan de cicatrizar y a las que apenas prestamos ni atención ni consuelo.

Jesús de Nazaret al que en El Toboso llamáis ampulosamente Cristo de la Humildad en más de una ocasión tiene que volver su oración al Padre utilizando el salmo 69: “estoy agotado de gritar...más que los pelos de mi cabeza son los que me odian sin motivo...soy un extranjero en mi pueblo...me consumo por defender tu templo...espero compasión (de los míos) y no la encuentro...”.

Estos días de la Pascua de Mayo quizás sean una buena ocasión para ejercitar la misericordia precisamente con el “Divino Necesitado”, con el que abre su Corazón y reparte los tesoros que en Él se encuentran a manos llenas.

Rvd. D. Juan Miguel Romeralo Santiago
Cura Párroco

FOTO:

© tuvidaenfoto, 2016

001.- Imagen extraída del spot tv «Cristo de la Humildad 2016 El Toboso»

Fiestas y Tradiciones

Intensa y festiva «Pascua de Mayo» en El Toboso

Tras la fiesta de San Isidro Labrador y las Primeras Comuniones, este fin de semana de Pentecostés, 14 y 15 de mayo, la Patria de Dulcinea honra solemnemente a su patrón, el Santísimo Cristo de la Humildad. Después vendrán las fiestas de la Trinidad y Corpus Christi que completarán el mes más festero de El Toboso (Toledo).


EL TOBOSO / 10 MAY ■ InfoParroquia.- Si cupiese algún resquicio de duda en saber si la localidad quijotesca de El Toboso (Toledo) es uno de los pueblos más festivos de toda la mancha baja o toledana, simplemente habría que recorrer sus calles durante estos cuatros fines de semana del mes florido de mayo para comprobar que ciertamente lo es. Y lo está siendo porque a partir del pasado fin de semana pasado se están sucediendo consecutivamente un venero de fiestas importantes que, comenzando con las de los agricultores, 7 de mayo, y siguiendo con las patronales, también conocidas como «la pascua de mayo», del 8 al 15 de mayo, el mes se completará con las de la Santísima Trinidad, 22 de mayo, y Corpus Christi, el 29 de mayo. Sin duda un buen motivo para conocer El Toboso en su más pura esencia.

San Isidro Labrador

Tras la celebración de las XXV Jornadas Cervantinas que concluyeron el domingo 1 de mayo, El Toboso volvió a vestirse de fiesta con la Romería de San Isidro Labrador que por razones de calendario festero local, se celebró de forma anticipada a su fecha habitual. Así, del 4 al 6 de mayo pasado, se celebró el triduo de preparación a la fiesta y al término de la Misa del viernes día 6, víspera de San Isidro de El Toboso, tuvo lugar la Procesión de traslado del Santo Patrón de los agricultores desde la Parroquia hasta su ermita.

Al día siguiente, 7 de mayo, a las 12:00 horas se celebró la Santa Misa en el paraje donde se ubica la ermita del santo con la posterior Procesión y Bendición de campos. Al término del oficio religioso tuvo lugar el acto de homenaje y agradecimiento con el que la Hermandad de San Isidro de El Toboso resalta año tras año la labor de un agricultor toboseño y que este año recayó en D. Tomás Martínez Muñoz, quien estuvo acompañado de su esposa, Dña. Concepción Jiménez Lucendo y toda su familia, además de la Junta Directiva de la Hermandad y el Párroco.


Seguidamente, el domingo 8 de mayo la Parroquia San Antonio Abad celebró la solemnidad de la Ascensión haciendo coincidir la celebración de la Primera Comunión de los niños y niñas que durante todo este curso se han ido preparando en la catequesis parroquial.

«Pascua de Mayo»

Ese mismo domingo 8 de mayo, por la tarde y en el intermedio de una copiosa lluvia que estuvo todo el día regando los campos toboseños, dieron inicio las fiestas más solemnes de El Toboso con la procesión de bajada desde su ermita hasta la Iglesia Parroquial de la venerada imagen del Santísimo Cristo de la Humildad, patrón de la villa manchega. 


El arranque de fiestas comenzó con la imposición de bandas a Inmaculada Carreño Muñoz, Andrea Villalgordo Martínez y María de la Sierra Martínez Castro, tres jóvenes toboseñas que en este 2016 serán «las damas del Cristo». Una vez concluido este sencillo acto, comenzó la procesión en la que también participaron los niños y niñas que por la mañana habían comulgado por primera vez en la Parroquia.

Cultos Religiosos

Del 9 al 13 de mayo, a las 20:30 horas de la tarde, se celebrará un solemne quinario de preparación a esta solemnidad con la celebración de la Santa Misa, ejercicio de piedad y la predicación, que en este Año Jubilar de la Misericordia correrá a cargo del párroco de la localidad, Rvdo. D. Juan Miguel Romeralo Santiago.


A mitad del quinario, los días 10 y 11 de mayo será la «Pascua del Enfermo», momento en que los enfermos e impedidos de la Parroquia son llevados hasta los pies de la sagrada imagen del Santísimo Cristo de la Humildad para ser ungidos con el Santo Óleo de los enfermos, en una celebración comunitaria del sacramento, y bendecidos con el Santísimo Sacramento que recorrerá procesionalmente las naves y capillas del interior de la seo toboseña la tarde del 10 de mayo, a partir de las 18:00 horas.

El día grande de la Pascua de Mayo 2016 será el sábado 14 de mayo que comenzará con una Solemne Eucaristía a las 11:30 horas de la mañana y en cuya parte musical intervendrá la Coral Morales de Nieva. En el transcurso de la celebración religiosa serán homenajeados, por su devoción y piedad al Santísimo Cristo, los matrimonios Rufino Carreño Ortega y Remedios-Martínez Santos Torrillas, y Manuel Carreño Ortega y Facunda Carreño Leo, dos familias fuertemente destacadas por vivir muy volcadas y mantener este fervor al patrón de El Toboso. Y por la tarde será el Ofertorio, a las 19:00 horas, la Vigilia de Pentecostés en el Monasterio de Trinitarias, a las 20:30 horas, y la Magna Procesión del Cristo, a las 22:00 horas, en donde una vez más el Santo Cristo irá escoltado por las jinetas y faroles así como la brisa orante que provocan el danzar de las banderas con que los oferentes muestran respeto y devoción durante toda la carrera procesional.


El Domingo de Pentecostés, 15 de mayo, se celebrará la Misa Solemne a las 11:00 horas de la mañana, con la participación del Coro Parroquial. A las 18:00 horas de la tarde se iniciará el Ofertorio y a las 22:00 horas será la emocionante Entrada de Oferentes, Bandera y Damas para expresar su devoción y acción gracias al Santísimo Cristo de la Humildad, imagen que después recorrerá por última vez y procesionalmente las naves del flamante templo parroquial de El Toboso acompañado de su Hermandad hasta que, pasada la media noche, sea devuelto a su ermita en una nueva procesión. Y será en este desfile de subida donde se dé curso al acto de despedida y entrada de los nuevos oferentes, encargados de la fiesta de 2017.

El 28 de mayo, como parte última de este programa religioso de fiestas, se celebrará una Eucaristía aplicada por todos los fieles y devotos difuntos de la Hermandad del Santísimo Cristo.

Programa

Además de la parte religiosa, la renovada Junta de Gobierno de la Hermandad del Patrón de El Toboso, que preside D. Gustavo Ramírez Morales, ha confeccionado un extenso programa de actividades lúdicas y culturales para todos los públicos, del 13 al 28 de mayo, y que conservan un gran sabor tradicional y popular. Ejemplo de esto mismo es la «ranra», una suculenta invitación que los oferentes del Cristo sirven a todo el pueblo a base de zurra manchega y frutos secos tostados, además de otros productos de la tierra que se toman al ritmo del compás de pasodobles y jotas amenizados por la Banda de Música local, gran protagonista de estas fiestas tan queridas por todos los toboseños.


Para consultar toda la programación aquí. Cortesía Web Ayuntamiento de El Toboso.

FOTO:

© Hermandad Cristo de la Humildad, 2016

© https://www.facebook.com/mayte.martinez, 2016

© tuvidaenfoto, 2016

001.- Portada y Cartel Pascua de Mayo 2016.

002.- Fiesta de San Isidro 2016. El párroco de El Toboso con agricultor homenajeado.

002-009.- Imágenes entresacadas del spot tv «Cristo de la Humildad 2016 El Toboso»