Síguenos por Email

miércoles, 16 de mayo de 2012

Pascua de Mayo 2012


Mensaje del Párroco de El Toboso en la Solemnidad del Patrón, el Santísimo Cristo de la Humildad.

Será publicado en el Programa de Cultos que la Hermandad edita para las fiestas de la «Pascua de Mayo 2012», coincidiendo con la Solemnidad de Pentecostés.

EL TOBOSO / 16 MAY ■ InfoParroquia.- Texto del Saluda que el Párroco de la localidad toledana de El Toboso, Rvdo. D. Juan Miguel Romeralo Santiago, dirige a todos los fieles y devotos del Santísimo Cristo de la Humildad con motivo de las próximas fiestas solemnes que la Parroquia toboseña celebrará los próximos días, del 20 al 27 de mayo de 2012, coincidiendo con la Pascua de Pentecostés.

            «Al concluir el Tiempo de Pascua de Resurrección viene bien volver la vista atrás y no simplemente quedarnos en pasar página y perdernos en la multitud de fiestas que jalonan estos días. Es ocasión singular para volver al comienzo de la Pascua, a la Vigilia Pascual del Sábado Santo, a ese encuentro continuado y siempre nuevo con el Resucitado, con el que está Vivo y da Vida, con el que nos invitó de forma apremiante en la persona de Nicodemo que va a verle de noche “tienes que nacer de nuevo”.
            Son dos puntos clave en nuestra vida cristiana. Primero volver a caer en la cuenta de que Cristo vive, está vivo más allá de la imagen del Santo Cristo de la Humildad que nos los recuerda; la imagen es el camino válido, fundamental para cualquier toboseño; y la meta es descubrir al Jesús vivo, al Resucitado que conserva las huellas de la pasión que no son otras que las huellas del amor.
            Cuando Festo,  Gobernador de Cesarea se pone a estudiar el caso de Pablo que está arrestado, lo leemos en los Hechos de los Apóstoles, muy pronto le habla al rey Agripa de este tema atendiendo a lo que él considera que es lo esencial, y no puede ser más acertado. Le dice: “los acusadores, presentaban acusaciones contra él, pero no de la clase de crímenes que yo suponía, sino que simplemente tenían contra él ciertas cuestiones sobre su propia religión, y sobre cierto Jesús, ya muerto, de quien Pablo afirmaba que estaba vivo”.
            ¡Esa es la gran cuestión! O llegamos a entablar una relación personal con Cristo, relación que es posible y no se reduce a un mero recuerdo porque está vivo, o sólo será una mera excusa para seguir en nuestras cosas, solos.
            Y en segundo lugar si está vivo nos comunica esa vida mediante la efusión del Espíritu Santo que sucedió en Pentecostés, en la Pascua de Mayo, y está siempre disponible para el que la quiera acoger. Aprovechemos estos días para ver si estamos vivos, si realmente la vida del Resucitado es la que corre por nuestras venas y por nuestras vidas»

FOTO:

© InfoParroquia, 2012

001.- Mensaje de Saluda del Párroco.